Información y confusión ambiental

Como bien sabéis quienes estudiáis la asignatura de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente, la información sobre esta temática se multiplica y cada vez es mayor en la Red y en otros medios; pero también es verdad que la comprensión no es tan sencilla, debido posiblemente a la complejidad y a las numerosas interrelaciones existentes en los procesos medioambientales. Sobre este tema encontramos un artículo de Francisco Heras en uno de los últimos números de "Ecologista", la revista de la ONG Ecologistas en Acción. En este esquema os muestro algunos de los ejemplos que se proponen en el artículo; a la izquierda están las creencias extendidas y a la derecha la realidad:

 CREENCIA EXTENDIDA  REALIDAD
  • Las ciudades son el principal sector consumidor de agua
  • En nuestro país, casi el 80% del consumo total de agua se produce en la agricultura
  •  Las centrales hidroeléctricas generan la mayor parte de la electricidad producida en España
  • Las centrales térmicas (alimentadas por carbón, petróleo o gas natural) producen más de la mitad de la electricidad producida
  • La electricidad es una energía limpia
  •   Las centrales térmicas, responsables de la mitad de la
    producción eléctrica, generan cuantiosas emisiones
    contaminantes
  • Las fábricas son la principal causa de la contaminación del aire
  • El transporte genera la mayoría de las emisiones contaminantes
  • El calentamiento global se debe a la existencia de un agujero en la capa de ozono
  • El calentamiento global se debe al incremento de la concentración en la atmósfera de C02 y otros gases capaces de atrapar calor
  • El efecto invernadero es causa de un aumento de los cánceres de piel
  • El calentamiento global provocado por el aumento del efecto invernadero causa otras afecciones a la salud (extensión de enfermedades contagiadas por insectos, golpes de calor…)
  • El problema de los residuos es, básicamente, una cuestión de estética y de limpieza
  • Los residuos generan importantes impactos ambientales, contaminando los suelos, el agua y la atmósfera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *