Hidroeléctricas en Chile

Azahara Arquillo nos pone al día sobre este espinoso asunto:

En la actualidad, Chile se manifiesta contra el proyecto (que ya ha sido aprobado) HidroAysen. Las últimas manifestaciones dejan claro que los chilenos no aceptan lo que consideran acabará con miles de hectáreas de la Patagonia, que quedarán inundadas. Según los sectores contrarios al mismo, se han modificado estudios y se han ignorado todos los elementos negativos del plan para seguir adelante. A pesar del gran movimiento popular, las autoridades chilenas declaran que el megaproyecto está dentro de la legalidad vigente.

Se pretende generar una obtención de energía media anual de 18430 GWh (35% del consumo anual de Chile), para lo cual se construirán cinco centrales hidroeléctricas con una zona embalsada de 108494 Km2 aprovechando los abundantes caudales de los ríos Baker y Pascua. La empresa realizó un estudio basado en lo que llama “diseñar mitigando” para minimizar los efectos sobre el entorno y el medio ambiente. Endesa es responsable (51%) junto con Colum del proyecto, y dentro de las actuaciones de “mitigación” previstas está compensar a los propietarios con tierra donde reubicarlos, sin tener en cuenta hacerlo en zonas que se asemejen, en condiciones, al lugar que les ocupan y les permitan seguir con su forma de vida; se les ubicará en un espacio de nieve prácticamente perpetua y no apto para la cría de animales ni el cultivo, que hasta ahora ha sido la actividad y la forma de vida de esta población.

A todo ello se añade el impacto, tanto en la forma de vida como en el entorno, que se ocasionaría con el personal, la maquinaria y los vehículos que se desplazarán al lugar para realizar las obras. Para llevarlo a cabo se desplazarán lugares, que los habitantes consideran sagrados, para ser inundados. Se trata de un lugar rodeado de volcanes y junto a la falla geológica de Liquiñe, lo que hace dudar de que sea un sitio apropiado para una central eléctrica.

El otro aspecto que el proyecto no tiene en cuenta es el perjuicio a la actividad turística que ocasionará el aumento del nivel del lago, que acabará con las actuales playas y a la vez con la inversión que se ha ido haciendo. Asímismo, se verán afectados los humedales próximos a la desembocadura del río Cua Cua con gran valor ecológico.

La envergadura del proyecto, así como las ganancias previstas, justifica, a la vista de la empresa (Endesa Chile y Colum), los enfrentamientos y maniobras políticas así como la pérdida de grandes extensiones de uno de los lugares menos contaminados del planeta (campos, humedales y glaciares). A los valores humanos y ecológicos sacrificados, se unirán el deterioro (por cableado) de parques naturales y zonas boscosas vírgenes.

La Constitución chilena permite que la empresa privada (hidroeléctricas) actúen con total libertad, sin embargo en esta ocasión los ciudadanos, algunos políticos y ONGs (tanto locales como internacionales entre las que se cuentan entre otras Rivers Network, Patagonia sin represas o Greenpeace) se han movilizado para frenar las actuaciones de estas hidroeléctricas. La respuesta ha sido contundente, con cargas policiales contra los manifestantes que han causado más de un centenar de detenidos (entre los que se encuentran algunas personalidades políticas).

Dado lo prolongado de este asunto (que se inició hacia 2008), y la gravedad de las repercusiones medioambientales del mismo, en el caso de que finalmente se lleve a cabo tal como está planteado, son muchos los que se preguntan por qué en España la opinión pública en general tiene poca información sobre el tema, y tan sólo recientemente se ha hecho mención de algunas de las manifestaciones; esas mismas voces se preguntan si no habrá una “censura” encubierta de la información, sobre todo en la televisión pública, debido a que es una empresa española la que pone en marcha el proyecto es la principal beneficiaria de los futuros ingresos que se generarían.

Aún reconociendo las necesidades energéticas del país, este proyecto resultará claramente irresponsable por los costes ecológicos y medioambientales, en cambio, el país debería plantearse cómo se ha llegado hasta aquí, y actuar sobre las causas, poner en marcha una política energética real, plantear un uso eficiente de la energía y modificar la concentración económica que supone que el sector esté dominado por sólo tres empresas.

Fuentes:

  • http://www.chilecologico.cl
  • http://aureliennewenmapuche
  • http://www.circuloastronomico.cl
  • http://www.bnamericas.com
  • http://www.rivernetwork.org/
  • http://www.patagoniasinrepresas.cl
  • http://www.greenpeace.org/international/en
  • http://www.ecosistemas.cl/web

Fukushima, ¿y ahora qué?

Justamente el 11 de marzo pasado se publicaba en la página DocuCiencia cómo estaba cambiando la visión que tenemos de la energía nuclear, titulaban la entrada de presentación de un documental sobre el tema  “Energía nuclear, ¿el fin de un tabú?”, su lectura es muy aconsejable antes de pensar cómo ha podido cambiar la situación en apenas cinco semanas.

Respecto a algunas de las preguntas que nos hemos ido haciendo en este tiempo, os enlazo algunos de los artículos donde se explican con más claridad:

No canso más por hoy, sólo un enlace a Malaprensa donde se critica el tratamiento que de las noticias puede realizar la prensa.

Entrada relacionada: El terremoto de Japón

Doñana sitiada

En el programa “Tierra y mar” de Canal Sur así presentaban la visión de WWF, con el nombre del título de esta entrada, sobre “las amenazas principales del entorno del espacio natural, motivo por el cual una comisión de la UNESCO y otros organismos internacionales visitaban dicha reserva de la biosfera. Las principales amenazas son: captaciones ilegales de agua, dragado del Guadalquivir, proyecto del oleoducto Balboa y la eliminación de residuos de plástico y agroquímicos.”

Radiactividad en Madrid

Sandra Galisteo nos relata el posible caso de contaminación radiológica en aguas madrileñas:

Hace algunas semanas nos llegaron noticias sorprendentes en televisión:en Madrid el agua estaba contaminada radiactivamente por culpa de una depuradora llamada “La China”. Este suceso ha sido aprovechado por la oposición para criticar a Ana Botella, concejala de medioambiente del Ayuntamiento de Madrid, por no hacer nada al respecto. Pero lo más llamativo no es esto, sino que ha salido a relucir que esto lleva ocurriendo décadas, y los madrileños llevan varios años comiendo productos contaminados al ser utilizado esta agua radiactiva para cultivos. Hay que añadir además que la misma no solamente se encuentra en sus alimentos, sino que la radiactividad podría estar prácticamente en todo lo que tocan, ya que con ella se riegan parques, se limpian calles y alcantarillados, y lo más probable es que cada madrileño haya tenido dentro de su cuerpo algún isótopo radiactivo de baja actividad.

Dichos isótopos radiactivos proceden de residuos de hospitales y de origen artificial. Y como no, los responsables de esto no hacen otra cosa que quitarle importancia al asunto diciendo que terminan su actividad a los cien días. Como casi siempre, los colaboradores de Greenpeace dieron el aviso en 2006, y un delegado sindical de la depuradora, llamado Luis González, también colaborador de Greenpeace, denunció en 2004 el vertido de 90.000 litros de agua contaminada, por lo que pedía la instalación de un medidor de radiactividad y un estudio radiológico del agua. La consecuencia fue el despido de este hombre, hoy en día sigue sin haber un medidor de radiactividad.

En mi caso, si fuera madrileña, no estaría segura sabiendo que mis hijos podrían en un futuro jugar en parques regados con agua radiactiva, o comer una manzana con un isótopo radiactivo. Así que me he tomado la libertad de investigar los daños que pueden causar esta clase de isótopos. También creo que los madrileños en esta situación deberían reclamar su seguridad, y exigir un agua limpia sin contaminación de ningún tipo.

Esta contaminación radiactiva puede causar: náuseas, vómitos, convulsiones, delirios, dolores de cabeza, diarrea, pérdida de pelo, pérdida de dentadura, reducción de los glóbulos rojos y blancos en la sangre, daño al conducto gastrointestinal, pérdida de la mucosa de los intestinos, hemorragias, esterilidad, infecciones bacterianas,  cataratas, daños genéticos, mutaciones genéticas, nacimientos de niños anormales, daño cerebral, daños al sistema nervioso, cambio de color de pelo a gris,  quemaduras en la piel…

Espero que a los responsables no les parezca poco, y que además sepan que los efectos de la radioactividad son acumulativos, ya que si te expones a pequeñas cantidades de esta continuamente, los efectos se van sumando hasta llegar a ser graves. Veremos que solución le dan los responsables a este problema.

Ártico: presente y futuro

Silvia Ángeles (2ºA Bach) nos pone al día sobre este tema:

Los hielos del Mar Ártico están desapareciendo. Se han realizado diferentes expediciones en los últimos años; Borge Ousland llevó a cabo una expedición al Polo Norte en el año 2007, por encargo el instituto Polar de Noruega, dedicada al estudio de la consistencia de los hielos: “Ha disminuido un 30% en los últimos 20 años”, explicaba el experto.

Todo ello  conlleva unas consecuencias directas sobre el clima, ya que los hielos flotantes reflejan la energía solar y la devuelven a la atmósfera. Según Ousland, “si esa superficie se derritiese,  la superficie oscura del agua absorbe la energía, lo que produce un aumento de la temperatura del agua”.

Hay que destacar, que el hielo del Ártico es uno de los elementos que los científicos consideran de riesgo para el clima de todo el planeta. Esto es así, porque se trata de una zona clave en la que confluyen dos continentes y tres océanos, según el investigador español Carlos Duarte, que nos aclara que “es por eso que los cambios que se originen allí tienen consecuencias en todo el medioambiente”; Duarte lleva a cabo un proyecto financiado por la Unión Europea llamado “Artic Tipping Points”. Según él, el ártico controla en gran medida las corrientes oceánicas más importantes de la Tierra, y el hielo derretido modifica la temperatura y el contenido de sal en los mares. Además, hay enormes depósitos de gases tóxicos que son claves para el clima global.

Por otra parte, el hielo de Groenlandia influye en la altura del nivel del mar. Según algunas investigaciones realizadas en el año 2010, el hielo de Groenlandia se ha estado derritiendo en cantidades récord. Un nuevo estudio añade que la capa congelada permanente o permafrost podría derretirse hasta en un 60% hasta 2200, incluso aunque se consiguiera una reducción de CO2. Esto ocasiona una gran preocupación ya que con el aumento de la temperatura de las aguas podría liberarse grandes cantidades de metano, que se encuentra en el fondo del Ártico, depositado en forma de hidrato de metano. La consecuencia de esto sería la emisión de gases invernadero cinco veces mayor que la cantidad total que hemos emitido en la Tierra en los últimos 150 años. Eso significaría un calentamiento acelerado del clima global y progresaría más rapidamente que lo que determinan los estudios realizados hasta ahora.

Otro factor a tener en cuenta es la intensa sequía de las superficies de la turba en el norte, destacando los incendios de turba en Rusia (verano de 2010) que se consideran una señal de alerta, ya que éstos son muy difíciles de sofocar y emiten más CO2.

Los expertos exigen medidas políticas inmediatas ya que las observaciones de navegantes y expedicionarios rusos y noruegos sobre el derretimiento de los hielos flotantes del Ártico son motivo de preocupación. El primer paso sería para ir hacia una industria que libere menos CO2.

Respecto a los conflictos geopolíticos surgidos por la desaparición de partes de hielos flotantes se supone que, debajo de ellos, se escondan tesoros minerales. Esto ha servido para que países del entorno se hayan lanzado a la conquista de los recursos naturales. Estos pueden ser desde reservas de gases hasta yacimientos de petróleo, o minerales como oro, plata, e incluso diamantes. Esta situación es aprovechada por países como una nueva forma de comercio, por lo que esta ventaja se convierte en un inconveniente al perforar la superficie en busca de petróleo:

Misteriosa mortandad de aves


Silvia Ángeles (2ºA Bach) nos habla de la reciente mortandad de aves con qiue nos sorpendió 2011:

El primer caso de muerte sucedió en Arkansas, el día 31 de diciembre de 2010. Después de dos días, 500 pájaros se hallaron también muertos en las calles de Luisiana,  también ocurrió en Maryland. La mayoría de los pájaros muertos en Arkansas y Luisiana eran mirlos de ala roja. La investigación más completa se realizó en el primer lugar, allí fue donde ocurrió el primer incidente y donde murieron unos 5.000 pájaros. Ante esta situación las autoridades plantearon varias hipótesis para poder explicar este fenómeno tan extraño. Entre éstas están:
1. Los animales murieron por estrés debido a los fuegos artificiales. Las aves posiblemente habían chocado contra ellos o habían muerto de un paro cardiaco. Pero esta hipótesis se refutó diciendo que jamás se había visto una muerte masiva habiendo ocurrido esto en otras zonas del mundo.
2. Fuertes tormentas en la zona. Posiblemente descartado porque había pasado ya el temporal.
3. Envenenamiento masivo. Fue la hipótesis que tomó más fuerza, aunque poco después se descartó tras una autopsia realizada. Además, estas aves, los mirlos de alas rojas, se alimentan de insectos, maíz de invierno y otras semillas, por lo que esta hipótesis queda invalidada.
4. Error de navegación. Las aves que se hallaron muertas volaban en bandadas y una pudo haberse desorientado y podría ser la causa por la cual se formó una coalición masiva en el aire.
5. Suicidio masivo, pero esta teoría resulta descabellada.
6. Granizada mortal, ya que en 1973 una granizada causó la muerte de cientos de patos cerca de Stuttgart. Además en 2001, Arkansas sufrió una tormenta de rayos y truenos que mató una bandada de pelícanos.

Como última hipótesis se piensa en un “experimento secreto del Gobierno” con armas de alcance masivo. Un avión de la Fuerza Aérea de los EEUU lanzó un gas venenoso que mató primero a los peces y después, de forma indirecta a las aves.

Hay que atender a la opinión de los expertos y quedarnos con la primera explicación. Algunos de ellos afirman que este tipo de animales tienden a anidar en grandes y amplios grupos y que cualquier tipo de sobresalto puede ocasionar que algunos se desorienten fácilmente y, por tanto, choquen contra edificios o árboles. Además, poseen mala visión nocturna.
Por otro lado, Jim LaCour, veterinario del Departamento de Vida Silvestre y Pesca de Luisiana, descubrió que los mirlos de ala roja presentaban lesiones traumáticas. Al igual que Jim LaCour, Marianne Elvander, del Instituto Nacional de Veterinaria de Suecia, afirma que realizaron a algunas de estas aves autopsias, y éstas revelan que  sufrieron hemorragias internas pero no lesiones externas. Elvander concluyó que no había indicios de que hubieran muerto de enfermedades como la gripe aviar. Con esto se puede deducir que es cierta la teoría de los expertos, en el caso de Arkansas los pájaros pudieron morir por los festejos del Año Nuevo que les causó un trauma colectivo.
Una semana antes habían muerto 80.000 peces tambor de agua dulce en el río Arkansas. Al mismo tiempo se intenta determinar la muerte de estos peces que fueron descubiertos el mismo día 30, aunque se baraja la posibilidad de que una enfermedad acabara con ellos.

No son casos tan extraños, siempre hay una explicación científica, aunque previamente a ésta, surgen variadas hipótesis, algunas bastante descabelladas. Leed este artículo de EM, donde nos cuentan la noticia, y otras cuestiones,  tras el descubrimiento de la explicación.

Blue gold: la guerra del agua

Contestar qué le ocurre a una persona que durante una semana carece de agua, realizar una presentación del ciclo de la misma, hacer un recorrido por las aguas dulces contaminadas, analizar la importancia de las subterráneas, o bien de la erosión, la desertización y otros peligros. La problemática es amplia y el documental da una visión global sobre la misma, no dejando ningún tema en el tintero y haciendo un recorrido por distintos casos concretos alrededor del  mundo, sin dejar de lado, por ejemplo el de la reciente película nominada a los Goya, También la lluvia.

Oro azul: La guerra del agua (Blue Gold)