Bocaditos de siluro en salsa de mercurio

La receta no es nada complicada, tan solo tendremos que volver unos treinta y cinco años atrás e introducir una especie en la cuenca del Ebro (¿tal vez ya lo hizo por nosostros un ictiólogo alemán?), donde encontrará unas condiciones magníficas para reproducirse y alcanzar notables tamaños y convertirse en una de las grandes presas para la pesca deportiva. Después habrá que pescarlos masivamente para intentar aminorar el daño que producen sobre las especies autóctonas, congelarlos y enviarlos a un lugar donde exista una fuerte demanda de tan pesado producto.
Y no me refiero con lo de “pesado producto” al mercurio que pueden contener. En un reciente estudio del CSIC se confirmó que el 70% de esta especie contiene “concentraciones elevadas de mercurio, otros metales pesados y compuestos organoclorados”, aunque desde Medio Ambiente de La Generalitat hubo declaraciones confusas sobre el uso que se le dará a esas toneladas de pescado que ayer intentaron aclarar, aunque resulta difícil pues las aguas del Ebro bajan turbias.

Especies invasoras en Europa

Se han conocido recientemente los resultados del primer registro de especies invasoras de Europa, llevado a cabo por un equipo internacional en el que ha participado el CSIC. Se calcula que hay más de 11.000 en el continente, de las que más del 10% pueden considerarse perjudiciales, aunque aún faltan investigaciones al respecto.
En el diario EM tenemos la noticia al completo y e imágenes, allí podemos leer algunos datos de interés:

El registro contiene fichas detalladas de 100 de las especies que generan mayores gastos y daños para la biodiversidad. Cada una de las fichas, elaboradas con un modelo estándar, contiene recomendaciones para la gestión de estas especies no oriundas, en muchos casos convertidas en verdaderas plagas, desde perspectivas biológicas, mecánicas y químicas. Hasta el momento, de 11.000 especies, sólo se conoce el impacto ecológico de 1.094, cerca del 10% del total, y sólo ha sido documentado el impacto económico de 1.347 especies, el 13% de las registradas. El Mediterráneo es el área marina más perjudicada, con una superficie afectada de 2.500.000 kilómetros cuadrados y 1.313 de especies registradas. Las plantas y los invertebrados son los taxones con mayor número de especies invasoras que causan impactos en los ecosistemas.

En cuanto a las especies que más daño están causando en nuestro país se citan el mosquito tigre, el mejillón cebra, el cangrejo americano, la uña de león (Carpobrotus edulis, en la imagen) y Acacia dealbata

El mejillón cebra llama a nuestra puerta

El vaticinio de los expertos, ya hace casi tres años, parece cumplirse. Encontrado en nuestro país en 2001 en el bajo Ebro, también se tiene constancia de su presencia y desaparición en la cuenca del Llobregat por los años 80, ahora se acaba de detectar el mejillón cebra en un embalse granadino, Los Bermejales, aguas arriba del de Iznájar, y las alarmas en nuestra provincia empiezan a sonar.

Los efectos de esta especie invasiva son graves, tanto ecológica como económicamente. Afecta gravemente a los los ecosistemas pues recubrer todo el sustrato que encuentra, el lecho fluvisl, las rocas, la vegetación de ribera, conchas de otros moluscos, construcciones hidráulicas, embarcaciones, centrales hidroeléctricas, presas, canales, tuberías (pudiendo llegar a obstruirlas), todo lo que se le ponga por delante… La forma de combatirlos no siempre da resultados.

En este vídeo podemos ver sus efectos en la cuenca del Ebro:

En este otro enlace se contestan las diez preguntas básicas sobre el problema

¿Nuestra biodiversidad en peligro?

Entrada de Pili Suárez-Varela (2ºA Bach)

La introducción de ejemplares de flora y fauna foráneos pone en peligro la supervivencia de nuestras especies autóctonas, provocando una competencia entre ellas. La competencia se da cuando ambas especies utilizan los mismos recursos, bien sean alimentos o de otro orden (espacio, luz, agua). Pero en esta situación, las especies foráneas se benefician al no tener que sufrir los ataques de sus depredadores naturales, ya que estos no viajaron junto a ellas, mientras que en los ecosistemas en los que se introducen se producen muchas alteraciones.
En España algunas especies invasoras, las cuales representan la cuarta parte de las especies que hay en nuestro país, son entre otras:
 
La malvasía canela, especie de pato americano muy agresivo que ha invadido Europa y que está acabando con la malvasía cabeciblanca. Esta malvasía se hibrida con las hembras de la cabeciblanca y provoca pérdida genética.
El visón americano, el cual amenaza al visón europeo e invade sus hábitats.
El cangrejo americano, que ha traído un hongo y está acabando con el cangrejo autóctono.
El lucio, cuya introducción está prohibida.
 
La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, ha creado el Plan Andaluz para el control de las especies exóticas invasoras, ya que los participantes del 2º Congreso Nacional sobre Especies Exóticas Invasoras concluyeron que las invasiones biológicas son una de las mayores amenazas para la diversidad biológica autóctona y el bienestar humano, al poder provocar enfermedades humanas y graves pérdidas económicas.
Este plan ha sido elaborado para identificar las especies foráneas que se crían en Andalucía, con el fin de llevar a cabo el control o la eliminación de las mismas. Junto a esta iniciativa se desarrollan también campañas de sensibilización y concienciación social, para que las personas sepan que introducir animales no autóctonos puede destruir hábitats enteros al acabar con las especies autóctonas.
 
Desde mi punto de vista, nosotros mismos estamos poniendo en peligro a nuestras especies sólo por comprar otras a las que consideramos más exóticas, y que en realidad no son exóticas, sólo son distintas a las nuestras. Además, esas especies pueden contagiar alguna enfermedad a la que nosotros no estamos acostumbrados. Pero la introducción de especies foráneas no es sólo culpa nuestra, también se introducen debido al turismo y a todo tipo de transportes, ya que por ejemplo, muchos tipos de insectos entran en nuestro país debido a que van en las ruedas de los camiones o de los coches. Estas situaciones no se pueden evitar totalmente, pero lo que si se puede evitar es que nosotros compremos esas especies que afectan y compiten con las nuestras. En definitiva, lo que debemos hacer es potenciar la protección de nuestras especies tanto vegetales como animales, y valorarlas más de lo que lo hacemos, ya que nuestras especies pueden ser tan exóticas como otras, e incluso hasta más bonitas.
Finalmente, quiero explicar que este problema no sólo sucede en España, sino que sucede en todos los países, y por tanto, las medidas para evitar esto se deberían llevar a cabo a nivel mundial, para poder así proteger a la biodiversidad de cada país.
 
Más información: http://waste.ideal.es/invasoras.htm#congreso
 

La gambusia

El Gobierno español utilizó este pez, autóctono de Estados Unidos, en los años sesenta, para controlar el paludismo. Hoy se ha adaptado tan bien que ha proliferado sin control, enturbia el agua y desplaza a las especies autóctonas. Es uno de tantos casos de introducción de especies alóctonas, que no siempre se introducen por accidente. Puedes ver otros en este artículo de Ecoticias.

Volviendo a la gambusia (Gambusia sp), se alimenta de larvas de insectos y, durante la II Guerra Mundial, fue introducido por los alemanes en Hendaya para erradicar los mosquitos transmisores del paludismo. De aquí se extendió ya por la zona de Irún. A pesar de su efecto beneficioso, en ocasiones puede producir problemas ecológicos al desplazar especies autóctonas muy sensibles. Este es el caso de la especie autóctona endémica Valencia hispanica, amenazada de extinción por la competencia de la introducida Gambusia holbrooki.

Powered by Qumana

Nueva Ley

El anteproyecto de la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad habla de "catalogación y conservación de hábitats en peligro de desaparición". No es lo mismo un espacio natural  que un hábitat. Hasta ahora las leyes de conservación protegían determinados lugares y especies, no tipos de hábitats.

También se incluirán las áreas consideradas críticas para las especies en peligro de extinción que formen parte del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Este catálogo quedará incluido en un novedoso Listado de Especies en Régimen de Protección Especial, con la máxima protección.

También se recogen por primera vez las especies exóticas invasoras con la creación de un catálogo nacional. Se va a prohibir su posesión, transporte, tráfico y comercio, tanto de ejemplares vivos como muertos.